Delegados de clase

¿Te animas?

DELEGADO/-A DE CLASE

 

Todos los alumnos de la clase tienen derecho a votar y a optar al cargo de delegado, así que TODOS podemos presentar nuestra candidatura y convencer a nuestros compañeros de que seremos unos buenos representantes.

 

¿Por qué ser Delegado?

 

Si lo hacemos bien, destacaremos positivamente frente al profesorado. Si mostramos lo bien que nos organizamos, lo responsables que somos y el buen trato que tenemos con todos, siempre van a tener una estupenda imagen de nosotros y seremos los primeros en los que pensarán cuando necesiten una persona seria y responsable.

 

Cualidades

 

Para ser buenos delegados de clase, debemos ser respetuosos, saber expresarnos de forma correcta ante los profesores, ser comprensivos con nuestros compañeros, tener capacidad para luchar por aquello que creemos justo, pero sabiendo siempre cuándo parar, ser serios y comprometernos con nuestra labor.

 

Funciones

 

  • Representar a nuestros compañeros siendo el enlace entre ellos y los profesores Es la función principal y más importante del delegado de clase. Ante cualquier problema o iniciativa que surja entre los alumnos, deberemos hablarlo con el profesor correspondiente y después comentar con el resto de compañeros la respuesta que nos han dado y cuál será el camino a seguir.
  • Convocar las reuniones. Una vez que hay un delegado electo, las decisiones del aula se toman en conjunto en las asambleas. Como hemos dicho, la función del delegado es representar a sus compañeros, pero, para que podamos saber si todo está en orden o no, debemos convocar asambleas de forma periódica donde, entre todos, expongamos las iniciativas o inquietudes que hayan podido surgir.

Nuestra función consistirá también en dirigir las reuniones y asegurarnos de que hasta los compañeros más tímidos expresan sus intereses y dudas. No debemos olvidar que, gracias a sus votos, los representamos a todos, no solo a los que nos caigan bien o a los que más se involucren.

  • También los profesores recurrirán a nosotros para que hagamos comunicados en el aula si hay algún problema imprevisto, para que mandemos correos electrónicos informando a los compañeros de lo que nos pidan, etc.
  • Otra de nuestras funciones será colgar en el tablón toda aquella información que debamos compartir en cuanto llegue a nuestras manos, por ejemplo, fechas de exámenes o notas, charlas, conferencias o excursiones, jornadas de huelgas, fechas importantes, etc. También nos podrán pedir repartir fotocopias o avisar de un fallo en los ordenadores.

 

El subdelegado/-a

 

Es el fiel ayudante del Delegado/-a. Los dos deben apoyarse y ayudarse para que todo vaya bien. El subdelegado sustituye al delegado cuando no puede asistir a clase. La comunicación entre los dos debe ser muy fluida y cordial.